Conflicto de interés entre las bebidas y comidas azucaradas y las organizaciones de investigación dental

Nuria Martín cardenal

Abstract

La prevención de las caries, uno de los problemas de salud globales, requiere implementar directrices de la OMS sobre el consumo de azúcar. Su recomendación se basa en un consumo menor del 10% de energía total, siendo beneficioso el inferior al 5%. Las organizaciones de investigación dental tienen un papel importante en la implementación de estas guías, promocionando investigaciones e intervenciones en la dieta, entre otras medidas. Pero las investigaciones en general no se han centrado en el azúcar durante mucho tiempo. Por ello, European Organisation for Caries Research (ORCA) y European Association of Dental Public Health (EADPH) llevaron a cabo un simposio en 2015 para estimular nuevas investigaciones, también incentivadas por organizaciones dentales estadounidenses.

Los miembros corporativos de ORCA incluyen Cloetta, Unilever y Mars Wrigley Confectionery, y los de International Association for Dental Research (IADR) Unilever y Mondelez Internacional. Estas compañías venden productos para la salud bucal, como goma de mascar y pastillas de xilitol (Cloetta), goma de mascar sin azúcar con xilitol (Mondelez, Mars), y cepillos de dientes y pasta dental fluorada (Unilever). A medida que la comunidad de investigación dental acepta el abandono del consumo de azúcares, las relaciones con la industria deben examinarse. Estas compañías pueden ver esta relación con la comunidad de investigación como una oportunidad para intervenir en la caries mediante la venta de sus productos comerciales (xilitol, pasta dental fluorada, goma de mascar sin azúcar), desviando la atención del daño causado por los productos azucarados. La financiación de la industria presenta un riesgo de sesgo de diseño y realización de las investigaciones. Por ejemplo, Coca Cola financió estudios sobre la asociación de la obesidad con la actividad física en lugar del consumo de azúcar. De esta manera, protegen las ganancias de la empresa, pero no promueven la salud pública. Las industrias del azúcar tienen un historial de financiación de investigación dental para desarrollar intervenciones no dietéticas para controlar la caries, pero sus investigaciones nunca son perjudiciales para la industria azucarera.

Las organizaciones de investigación dental han realizado progresos inconsistentes sobre la divulgación y gestión del conflicto de intereses (COI). A junio de 2019, ORCA y EADPH carecen de políticas de COI en sus sitios web; sin embargo, IADR y Asociación Americana de Investigación Dental (AADR) requieren que los participantes de las reuniones y actividades divulguen COI. La política de patrocinio corporativo de IADR y AADR incluye disposiciones para evitar que las relaciones financiares afecten al contenido científico y resultados de investigaciones. Aunque no es posible garantizarlo, la exclusión de compañías de bebidas azucaradas en sus carteras de inversión y en sus reuniones indica su voluntad de revisar COI con la industria.

Si ORCA, EADPH, IADR, AADR y la comunidad de investigación dental se toman en serio el apoyo a la implementación de la guía de ingesta de azúcares de la OMS, es hora de implentar políticas y prácticas transparentes basadas en la evidencia, para eliminar o administrar COI con la industria alimentaria (ver panel de recomendaciones en artículo), y garantizar que se priorice la salud pública.

Publicado
2019-10-08