Nuevas terapias inmunológicas contra el cáncer

Patricia Eguren Escriña

Abstract

La inmunoterapia contra el cáncer se basan en la inhibición del eje de la muerte programada 1 (MP-1) y está teniendo un efecto transformador en las indicaciones del tratamiento del cáncer. Hasta ahora hay 10 inhibidores de MP para 10 tipos de cáncer con estudios en marcha y su eficacia depende del antígeno tumoral endógeno.

El tratamiento con estos bloqueadores de MP-1 resulta en un acúmulo de células T funcionales que producen regresión tumoral. Los tumores pierden secuencias mutadas específicas, lo que sugiere que las células T destruyen células tumorales que expresan un neoantígeno. Esta inestabilidad genómica que se provoca es el talón de Aquiles de los tumores con tratamiento inmunomediado.

En la aplicación práctica, la mayoría de los tratamientos para metástasis se aplican en el periodo adyuvante tras la cirugía, cuando la metástasis es más  pequeña y hay menos masa tumoral.  A diferencia de la quimioterapia, que mata células tumorales directamente, el bloqueo de la MP-1 necesita interacción entre células T, células tumorales  y células presentadoras de antígenos, por lo que son menos efectivas cuando hay menos células tumorales. Debido a esto, es probable que sean más efectivos aplicados antes de la cirugía, cuando la masa tumoral es mayor. Además, la aplicación previa a la cirugía parece que disminuye la recurrencia debido a que activa la memoria inmunológica.

Se ha publicado un artículo en el New England con un estudio en el que pacientes con cáncer de pulmón en estadio temprano muestran una buena respuesta como tratamiento neoadyuvante. Este trabajo tiene une muestra muy pequeña  pero los resultados son alentadores.  Además, la administración de dos dosis de nivolumab, que puede darse sin demorar la cirugía, indudablemente alienta y coloca a la inmunoterapia en la primera línea de los tratamientos del cáncer.

Publicado
2018-09-11